John Stones desmonta la obra del Kun Agüero

El errático central del City aparece en primera línea de las jugadas que hunden a su equipo ante el Palace, en un partido protagonizado por el punta, autor de dos goles

Manchester City - Crystal Palace

El Manchester City da recitales y recoge sopapos. Se repite el patrón de ciertos partidos de la temporada 2016-17. El equipo juega bien pero sin la cuota de fortuna necesaria para cimentar una fe inquebrantable. Al menor fallo defensivo, el castillo del cuento de hadas se desmorona descubriendo cortinas raídas y tapices polvorientos. Entreverado entre los despojos del oropel siempre aparece la misma figura desconcertada de John Stones, en su día el defensa más caro de la historia (60 millones de euros costaron sus derechos), hoy ejemplo lastimoso de las carencias del equipo de Guardiola en la zona de cobertura.

Aprovechando la confusión, el Crystal Palace se llevó un punto de su visita a Manchester. Le bastó con rematar cinco veces, contra las 25 del City. A la pura contra. Tapando los carriles interiores con tres volantes para desactivar la llegada de De Bruyne y de Bernardo Silva, el duelo coronó a Agüero como el personaje del partido. Él solo sacó al City del pozo, después del 0-1 de Tosun. Metió el 1-1 empujando un centro de Gabriel Jesús con una estirada acrobática en el segundo palo y cabeceó el 2-1 burlando a los centrales en un centro de Mendy. Saludados con gritos de desahogo por Guardiola, los dos goles del Kun no fueron el producto habitual de los avances de City. Fueron dos apariciones de oportunista en una maraña de marcadores más grandes que él. Devolvieron el alivio a la hinchada. Por poco tiempo.

Zidane: “En ataque marcamos la diferencia con cualquiera”

El técnico francés celebra la “poco habitual” efectividad de Casemiro

Real Madrid - Sevilla

Poco dado a la batalla dialéctica y consciente como es de que los ánimo en su rival estaban fuera de control, Zinedine Zidane trató de esquivar el enfrentamiento hasta que no tuvo más remedio que desplegar esa diplomacia tan suya que, en realidad, siempre esconde ideas muy claras. “La jugada del primer gol suyo la vi, es un bloqueo y hay falta. El árbitro lo ve en el monitor y pita falta”, describió con tranquilidad el técnico del Madrid. “En la segunda para él no hay mano, aunque hay mano, porque también la vi [el balón golpea en Munir cuando esta en el suelo]. Por eso no entro nunca a valorar todas estas cosas. Sobre lo que pasa en el campo son los árbitros los que están ahí y quienes deciden. A veces a favor tuyo y otras en contra”, amplió el francés.

Se le notó mucho más cómodo a ZZ a la hora de referirse a Casemiro, bigoleador en el partido (y por primera vez en sus siete temporadas en el Madrid), el único jugador blanco sobre el césped con la mirilla bien afinada ante la portería de Vaclik. “Al final los dos goles de Case… no es algo habitual pero me alegro por él. Sabemos que en posición ofensiva podemos hacer la diferencia con cualquier jugador”, apuntó el francés, que lo situó por delante de Kroos y Modric en el tramo final del partido en una maniobra que resultó tremendamente eficaz. Denotó, eso sí, su sorpresa el técnico francés por la clarividencia en la maniobra del primer gol del brasileño, con ese remate picado tan preciso después de recibir el taconazo de Jovic. “El segundo gol que marcó [de cabeza a centro de Lucas] puede ser más de su estilo, pero el primero, que se va de segunda línea es un poco…”, y dejó ahí su descripción antes de añadir seguramente “sorprendente”.

Haaland debuta en el Dortmund con un hat-trick en 20 minutos

El noruego de 19 años, el fichaje más costoso de la historia del club del Ruhr, entra al partido cuando su equipo iba perdiendo 3-1 ante el Augsburgo y remonta hasta lograr el 3-5

Haaland marca el primero de sus tres goles.

El noruego Erling Haaland, fichaje estrella en el mercado de invierno de la Bundesliga, debutó este sábado con tres goles marcados en la gran remontada de su equipo. El Dortmund comenzó perdiendo 3-1 en el campo del Augsburgo, y acabó imponiéndose 3-5. A la cabeza de la tormenta, un meteoro. Solo tiene 19 años pero dominó la escena con la pisada inequívoca de los patriarcas del fútbol. Todos los caminos conducían a su bota izquierda.

Figura imprescindible del Salzburgo que disputó la pasada fase de grupos de la Champions, este gigante (1,94 de estatura) de origen noruego nacido en Gran Bretaña fue el protagonista el fichaje más espectacular de las Navidades. Más de 100 millones de euros ha comprometido el Dortmund en derechos, comisiones y salarios, según el diario Tuttosport. Una cifra récord en el club del Ruhr. Este sábado, aquello pareció una cantidad razonable.

Un tienda online de camisetas baratas futbol. Encontrarás todas las camisetas personalizadas y ropa de entrenameinto de todos los camiseta Borussia Dortmund barata etc.

El Mallorca aplasta al Valencia en Son Moix

Con goles de Raíllo, Dani Rodríguez y Budimir (doblete) el once de Vicente Moreno ridiculiza al de Celades, que disputa un partido jugando sin ganas y sin actitud

Mallorca Valencia

El Mallorca aplastó al Valencia en Son Moix este domingo. La modesta formación isleña barrió al equipo del murciélago, torpe, desfigurado y sometido por su rival como en la reciente Supercopa de Arabia Saudí. El bloque de Celades, una calamidad, jugando sin ganas y sin actitud, fue pisoteado por el once bermellón en un partido bochornoso en el que encajó cuatro goles y no compareció nunca. Los de Vicente Moreno ganan tras seis encuentros sin hacerlo en su carrera por burlar al descenso.

Pese al grave error que cometió en las semifinales de la Supercopa de España ante el Real Madrid, en aquel gol de córner que consiguió Toni Kroos, Celades decidió mantener en su puesto al meta Jaume Doménech. En el debate abierto sobre la portería del Valencia ahora es el irregular Cillessen, que perdió su puesto por una lesión, el suplente. Esta semana seguirá el debate en Mestalla tras la floja actuación de Jaume.

Raúl de Tomás da alas al Espanyol

Con orden, ambición y sufrimiento final, el conjunto de Abelardo consigue una victoria de fe ante un irreconocible Villarreal

Villarreal - Espanyol

Las lágrimas de David López al terminar el partido en La Cerámica reflejaban la tensión y el drama que está sufriendo el Espanyol, vencedor ante el Villarreal en un choque en el que fue superior durante una hora de partido. Luego se complicó la vida en los últimos 30 minutos por el penalti y la expulsión de Javi López que propició la reacción final del Villarreal. Con orden y ambición, con sufrimiento y agonía al final, el Espanyol consiguió una victoria de fe para brindar el triunfo a los 3.000 aficionados pericos que dieron por bueno el viaje a Vila-real soportando las inclemencias meteorológicas. “No tengo palabras, solo dar las gracias a la afición que ha venido a pesar de que no les hemos dado nada en la primera vuelta”, manifestaba con la voz entrecortada David López fruto de la emoción por conseguir tres puntos vitales para soñar con la salvación.

Para la mayoría el fútbol es cosa de los futbolistas. “Yo no juego, los protagonistas son ellos”, refrendaba la máxima Abelardo al finalizar el partido, quitándose importancia a la reacción españolista en apenas dos partidos de Liga más uno de Copa. Algo tendrá que ver el técnico asturiano experto en situaciones extremas. Tras empatar ante el Barça, el Espanyol consiguió vencer, tras nueve jornadas sin hacerlo, a un Villarreal irreconocible que incluso en uno de sus peores partidos tuvo el empate en dos disparos a los palos. El equipo de Calleja da lo mejor de sí mismo ante rivales de enjundia y patina contra los conjuntos de la parte baja de la clasificación. Dos equipos en zona de descenso, el Celta y el Espanyol, han asaltado La Cerámica.

El debut de Cruyff visto desde Granada

El holandés disputó su primer partido liguero con el Barça en 1973 ante el grupo andaluz, y volvió locos a los defensas

El primer gol de Cruyff en la victoria (4-0) del Barça contra el Granada el día del debut del holandés.

En la 73-74, el Granada llevaba seis temporadas consolidado en Primera. En la tercera jornada había llegado a ser líder. Era un equipo de personalidad muy marcada, por la firmeza extrema de su parte de atrás y por algunos jugadores de gran clase, en especial el extremo Vicente. También por el cambio en su uniforme, introducido esa temporada, con rayas horizontales en lugar de verticales. “Fue por distinguirnos”, me explica Candi, el presidente en aquellos años grandes del club.

La séptima jornada visitaba al Barça, que sufría porque había fichado a Cruyff, el mejor del mundo, pero no podía alinearlo. Holanda no mandaba el transfer. Se dijo que no se incorporaría hasta la segunda vuelta. Jugaba amistosos, para recaudar y mantenerse en forma, pero no partidos oficiales. La espera tenía bloqueado al Barça, que en Liga llevaba dos victorias, dos empates y tres derrotas, y en la Copa de la UEFA había caído a la primera, eliminado por el Niza. En Madrid se hablaba de plaga de ranas en Las Ramblas, de que al pasar por allí se oía un continuo croar: “Cruyff, Cruyff, Cruyff…”.