Casemiro para todo

El brasileño anota dos goles por primera vez en su carrera y desatasca a un Madrid de bajas revoluciones en un partido en el que el Sevilla, furioso con el VAR, no había perdido el mando

Real Madrid - SevillaEl repertorio de Casemiro no se agota. En un partido en el que el Madrid se atascó a bajas revoluciones, el brasileño salió al rescate con dos goles de delantero para sumar ya 13 victorias consecutivas contra el Sevilla en el Bernabéu. Casemiro, cada vez más dominante de los partidos desde la contención, con la seguridad de un caudillo sobre el campo, desenfundó también el registro goleador en una tarde en la que ni Jovic ni Rodrygo hacían cosquillas al rival. La exhibición del mediocentro sirvió al Madrid para dormir líder y alargar hasta 17 la serie de partidos sin perder, algo que no sucedía desde hace dos años, y a Vinicius le brindó un rato para disfrutar el recreo final.

El regreso de Lopetegui a La Castellana, con su Sevilla cuarto en la tabla, tuvo algo de escenificación de las razones de la brevedad de su estancia en el banquillo blanco. Antes de que se moviera el balón, empezaron a aparecer copas sobre la hierba. Primero el trofeo de LaLiga Promises, que los infantiles le ganaron precisamente al Sevilla en Emiratos con un recital del hijo de José Antonio Reyes. Después, la Supercopa de Arabia, que los sevillistas saludaron con un pasillo a los blancos, al final del cual estaban el trofeo y Sergio Ramos. El capitán, fuera de la lista por la lesión de tobillo que no le impidió terminar aquella final, ni marcar el penalti de las fotos, no quiso perderse la ocasión de presentar al Bernabéu el primer título tras el curso del hundimiento que se llevó por delante a Lopetegui y Solari. Ramos recogió los aplausos, se tocó el corazón y desapareció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *