John Stones desmonta la obra del Kun Agüero

El errático central del City aparece en primera línea de las jugadas que hunden a su equipo ante el Palace, en un partido protagonizado por el punta, autor de dos goles

Manchester City - Crystal Palace

El Manchester City da recitales y recoge sopapos. Se repite el patrón de ciertos partidos de la temporada 2016-17. El equipo juega bien pero sin la cuota de fortuna necesaria para cimentar una fe inquebrantable. Al menor fallo defensivo, el castillo del cuento de hadas se desmorona descubriendo cortinas raídas y tapices polvorientos. Entreverado entre los despojos del oropel siempre aparece la misma figura desconcertada de John Stones, en su día el defensa más caro de la historia (60 millones de euros costaron sus derechos), hoy ejemplo lastimoso de las carencias del equipo de Guardiola en la zona de cobertura.

Aprovechando la confusión, el Crystal Palace se llevó un punto de su visita a Manchester. Le bastó con rematar cinco veces, contra las 25 del City. A la pura contra. Tapando los carriles interiores con tres volantes para desactivar la llegada de De Bruyne y de Bernardo Silva, el duelo coronó a Agüero como el personaje del partido. Él solo sacó al City del pozo, después del 0-1 de Tosun. Metió el 1-1 empujando un centro de Gabriel Jesús con una estirada acrobática en el segundo palo y cabeceó el 2-1 burlando a los centrales en un centro de Mendy. Saludados con gritos de desahogo por Guardiola, los dos goles del Kun no fueron el producto habitual de los avances de City. Fueron dos apariciones de oportunista en una maraña de marcadores más grandes que él. Devolvieron el alivio a la hinchada. Por poco tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *