El debut de Cruyff visto desde Granada

El holandés disputó su primer partido liguero con el Barça en 1973 ante el grupo andaluz, y volvió locos a los defensas

El primer gol de Cruyff en la victoria (4-0) del Barça contra el Granada el día del debut del holandés.

En la 73-74, el Granada llevaba seis temporadas consolidado en Primera. En la tercera jornada había llegado a ser líder. Era un equipo de personalidad muy marcada, por la firmeza extrema de su parte de atrás y por algunos jugadores de gran clase, en especial el extremo Vicente. También por el cambio en su uniforme, introducido esa temporada, con rayas horizontales en lugar de verticales. “Fue por distinguirnos”, me explica Candi, el presidente en aquellos años grandes del club.

La séptima jornada visitaba al Barça, que sufría porque había fichado a Cruyff, el mejor del mundo, pero no podía alinearlo. Holanda no mandaba el transfer. Se dijo que no se incorporaría hasta la segunda vuelta. Jugaba amistosos, para recaudar y mantenerse en forma, pero no partidos oficiales. La espera tenía bloqueado al Barça, que en Liga llevaba dos victorias, dos empates y tres derrotas, y en la Copa de la UEFA había caído a la primera, eliminado por el Niza. En Madrid se hablaba de plaga de ranas en Las Ramblas, de que al pasar por allí se oía un continuo croar: “Cruyff, Cruyff, Cruyff…”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *