Un exceso de realidad en el deporte

Once jugadores de rugby se lanzaron sobre un joven de 18 años por la espalda y le patearon la cabeza hasta matarlo

Sede del Club Atlético Independiente en Buenos Aires.

Dicen que el deporte es un trasunto de la vida. También suele ser un trasunto de la sociedad en que se desarrolla. Y eso no siempre es bueno. A veces, la realidad más oscura inunda el nivel más frágil y sensible del deporte: el de los jóvenes.

Fernando Langenauer, director de la pensión juvenil de Independiente, descubrió en 2018 que varios de sus chicos eran contactados a través de las redes sociales con ofertas de sexo. Hay que hacerse una idea del contexto. Los chavales que viven en esas pensiones proceden del interior del país, generalmente de familias humildes, y conocen la soledad a una edad…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *